Notas del documental “EL CASO FOTOFILM” – Diana Kuéllar

Resumen:
Este artículo aborda y reflexiona la importancia estratégica de la conservación de patrimonios fílmicos en la actualidad y el papel de las instituciones públicas en esto. Para ello expone un caso crítico: el caso Fotofilm y los avatares institucionales y jurídicos alrededor de su conservación. Este escrito es el resultado de una investigación que se ha seguido durante varios años para la realización de un documental en proceso sobre este caso, que busca generar inquietud sobre el valor del cine en la memoria de la humanidad y lo que pasa cuando se pierde una película.

Palabras Claves:
Patrimonio Fílmico, memoria, cine huérfano, laboratorio fílmico, fotofilm, cine catalán, Daniel Aragonés, Joaquim Romaguera.

“¿Por dónde pasa o se asienta la memoria de los pueblos?
Por sus imágenes fijas y en movimiento que han tenido la fortuna de perdurar, de manera fortuita o consciente, gracias a sus realizadores o a los archivos donde han ido a parar voluntaria o casualmente”
Joaquim Romaguera

Imagínese una nave industrial con estanterías metálicas de más de 10 metros de altura, un lugar donde la temperatura agobiante en verano puede llegar a bajar terriblemente en invierno. En la parte alta, unos plásticos colgados dejan pensar que el techo no es del todo impermeable. Ahora, imagínese que estas estanterías estuvieran llenas de manuscritos antiguos, de cuadros de pintores conocidos y anónimos, de negativos de fotos de la época de sus padres, abuelos y bisabuelos… o de negativos de películas de cine de todas partes, todos los tiempos y todos los
estilos ¿Querría entrar a este lugar y saber lo que se esconde ahí y por qué?
Hasta hace un par de años, cerca de Barcelona había una gran nave industrial llena de latas con películas de cine a la espera de ser rescatadas. Películas que habían sido embargadas a finales de los 90’s tras la quiebra del laboratorio más importante de la época en España: Fotofilm. Es habitual que en una proyección o reunión de pre o fin de rodaje a alguien se le escape una pequeña anécdota sobre este caso y como por encanto surgen reacciones, historias, chistes, personajes, hipótesis y especulaciones.
Este evento, al parecer traumático, está latente en la memoria de cineastas, técnicos, laboratoristas, productores y estudiosos del cine de los últimos 20 años de España.
Cuando me enteré de una serie de sucesos que lo rodearon, se me ocurrió que se podría hacer una película con todo esto.

El Descubrimiento
La primera vez que escuché algo al respecto, fue a un productor conocido de Barcelona que estaba en la tarea de recuperar varias de las películas que había realizado en los 80’s, antes de declararse en quiebra de su primera productora. Yo no entendía por qué tenía que recuperarlas y menos cómo las había perdido. Luego conocí a Joaquín
Jordá, mítico director de la Escuela de Barcelona y quien estaba en una labor similar. Para ese entonces, trabajaba en su proyecto “Veinte años no es nada”, la segunda parte de una película, “Numax presenta…”, un documental que había realizado durante la dictadura y que muestra cómo los trabajadores de una fábrica de electrodomésticos hacen una labor de autogestión. Fue proyectada por primera vez el 1o de mayo de 1979 en la Filmoteca de Cataluña y las conclusiones que se desprendían del film molestaron a algunos partidos obreros del momento que interpretaron su contenido como la historia de un 78 fracaso, por lo que intencionalmente quedó marginada y olvidada. Después, el negativo desapareció de los almacenes de Fotofilm durante varios años. Con tantos  “por qué” en la cabeza, intuí que lo que había ocurrido con Fotofilm era trascendental y había marcado la vida cinematográfica del sur de Europa. Lo que más me atraía, era el hecho de que esta historia no ha sido contada aún, excepto por la prensa de manera aislada. Así fue como nació la idea de hacer el documental “Caso Fotofilm”.
Luego, durante la investigación, descubrí que en el mundo habían cientos de historias similares de películas perdidas y aparecidas, lo que planteó una reflexión importante que podría ser el eje de este documental:
el valor del cine en la memoria de la humanidad y su lugar en la industria y el arte. “Una película nos dice tanto sobre un individuo, un grupo de personas, un país o una época determinada como un libro, un códice, un manuscrito o una colección de documentos. Un filme es ya, en sí mismo, un acervo documental en imágenes. Es también un testimonio creativo que va dirigido a toda la humanidad (…) Desgraciadamente, las películas, como casi toda obra humana, están sujetas a la labor destructora del tiempo. Son tan fascinantes como frágiles, y el peor enemigo de la memoria fílmica es el tiempo.”

DESCARGA: DOCUMENTAL(ES)
PDF 256 KB