Configuraciones cambiantes – Natalia Echeverri- Diana Kuellar

Introducción

La hipótesis planteada se centra en reconocer y registrar cuáles son las reformulaciones constantes en el proceso creativo al estar en un deambular o o circulación temporal o permanente. Entendiendo como desplazamiento lo que genera circulación. El viento acciona los movimientos, se enlazan los pensamientos, las experiencias y
los intereses dejando las corrientes frías o calientes aparecer. El no tener raíces fijas y anclas que aten la libre expresión va a permitir explorar condiciones creativas que desembocan en la creación de expresiones que no tienen condicionamientos. Lo que va a invitar al individuo a tener una nueva mirada sobre el mundo, por lo tanto desplegar nuevas configuraciones en el hacer práctico.

Esto en diálogo con los filósofos Michel Serres (Serres, 2011) y Vilém Flusser (Flusser, 2003). Sus propuestas invitan a reflexionar en la idea de que el desplazamiento es el dispositivo para la actividad creadora y ¨la falta de planeación, el acte gratuite, son la esencia de la libertad del movimiento¨ (Flusser, 2003, p.29)

Deambular
Sin un tiempo y un espacio determinado, tres hombres piensan y caminan, cada uno por su lado, avanzan sin prisa por una carretera desolada, cuyo horizonte es borroso y podrían estar en cualquier lugar del mundo que tenga montañas y caminos. Aquí la naturaleza y la ingeniería humana se fusionan en un solo paisaje, al mismo tiempo que los personajes se vuelven parte de él. Es un fragmento de la película “Andarilhos” (2006) del brasilero Cao Guimarâes, que muestra a tres solitarios que deambulan por el mundo. Aquí dos naturalezas, dos idiomas, dos gestualidades hasta disolverse y perderse. Si su vida lo hizo errar en muchos brazos del mar, ¿su cuerpo y su espíritu han aprendido y mezclado tantas culturas diversas que consiguió, en el y sobre el, la blancura inmaculada de este lugar mismo?¨
Es este espacio mediado de allá y de aquí, en el que lo próximo y lo alejado se funden, se entrecruzan o mas bien se disuelven, hace que el mismo espacio se conciba de manera diferente, como un campo de ajedrez al comenzar nuevas jugadas, siempre distintas.
Flusser argumenta que el ¨ser expulsado significa ser obligado a ser otro, y a ser mas otro que los otros. De manera que no estamos ablando solo de un fenómeno geográfico: la persona se encuentra en otro lugar después de la expulsión. Estamos hablando también del fenómeno de la libertad: la persona se ve obligada a ser creativa.
En este sentido, la ecuación expulsión = creación puede llegar a ser al revés: no solo cada expulsado se ve obligado a ser creativo, si no también todo lo que es creativo se ve obligado a ser expulsado¨ (Flusser, 2003, p.86).

DESCARGA: DOCUMENTAL(ES)
PDF 294 KB